Silencio.

Se respiraba aire fresco desde aquel lugar, nada ni nadie se interponía de lo que quería hacer. Estaba bastante claro, un sólo paso le bastaba para terminar su vida siendo un valiente, dejando atrás el lastre de cobardía que le caracterizaba. Pero algo le retenía, susurrándole al oído que no lo hiciera, que le esperaban soluciones, que sus días cambiarían los tonos ocres por vitalidad.
El rostro del miedo es abstracto pero todos lo conocemos y su sombra, alargada.. Desconocer si es miedo o valentía, si el paso atrás es un signo de debilidad o bien es la virtud más grande que puede presentar el ser humano. Nunca te arrepientas ni de lo bueno ni de lo malo, pues los pasos quedarán marcados y dejarán huella.
Guille.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s