Hielo.

Mirándonos de frente, como reprochándonos todo sin decirnos nada, esbozando una media sonrisa, con medias tintas que quedaron secas por el paso del tiempo. Cambiamos el fuego del pasado por el hielo de nuestras miradas, pese a que ella aún pensara que controlaba la situación. Y no era así, quiso atrapar ilusiones y se quedó en el intento. Perdimos el tiempo con lo que esperábamos el uno del otro, y créeme, esperar al tiempo desespera. Créeme.
Ya no era aquella niña inocente.
Créeme.
Ya me ahogué con tus silencios.
Ella esbozó media sonrisa, yo la completé y no le dije nada.
Guille.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s