Magia.

Ahí se encontraba, sentado en aquel escalón, contemplando la belleza de la nocturnidad. El silencio acompañaba a endulzar ese ambiente con aires de grandeza que reside en lo pequeño. Él lo sabía y por ello no era capaz de romper esa magia. La magia, el truco o el trato. Un trato no siempre es justo. Un truco es un engaño. La magia es ilusión. La ilusión nunca descansa. Ni muere. Quedándole eso, aún podía respirar tranquilo. Respirar de esa noche. Respirar de esa magia.

Guille.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s