De esos que rompen los huesos.

Ya busqué acertijos que resolver
Y me quedé con tus besos por devolver
Con mi revólver he de volver
Y defender lo que al parecer
Nos eleva en el querer mas allá del Everest.
Y qué veré si por ser o no ser no seré,
Y qué haré si entre tanta erre que erre erré.
No fue más error que amor, que amordaza
Desde el Olimpo de mi Afrodita
lo que tirita con el tic-tac es el corazón helado,
de un lado hasta Atenas si hasta a dioses atenazas.
Musa de muchos, misa de pocos,
Allí donde cabeza y corazón se vuelven locos,
Donde las sombras quedan entre focos.
Solo unos pocos quedan locos
con la excusa de haberle dado tanto al coco
Son tantos pocos, y tantos muchos
Que perdieron en la guerra sus cartuchos,
de palabras, frases y versos,
cogeré fuerzas para sostener el peso
Y hacer pesas con tus besos,
hasta que rompen los huesos.
Que rompen los huesos.

Guille.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s