Fuego.

Se nos hizo grande este mundo de promesas rotas,
de ilusiones remotas, de vicios y otras derrotas,
gota a gota se hizo el mar, mas no quedan más certezas
mil puzzles por descifrar, llámalo vida o rompecabezas.

Tras cada paso más vas volando raso,
tras cada paso más vas dejando paso al fracaso,
mas todo es un intento y atento al que lo intenta y busca sustento
o se asusta tanto que queda como tonto,
tanto como aquel silencio por miedo al ruido,
aquel paso atrás si detrás aguarda lo desconocido,
lo que fue por mis presentes y en tus futuros pudo haber sido.

Coincido contigo en que ya nada será como antes,
las ganas hoy en día mueren y moldean mentes distantes,
tu pasado agota y brota con el tic-tac de cada segundo
como notas sin remite que transmiten una frase para el mundo.

Y así fue, no todo lo que reluce es oro,
¿En la nocturnidad viste? diste luz como meteoro
tú, preciosa y yo el tonto que se enamoró.
Devoró cada una de sus miradas y dictaminó que,
“si querer es poder, poder es querer darla”,
leyendo aquel papel que decía:
“Pobre tonto es aquel al que se le ocurra enamorarla”.

Y no es lo mismo un “te quiero decir” que “decir te quiero”,
que entre mil cenizas y sueños hechos trizas nació el fuego.

Fuimos tan insignificantes que destacamos ante los ojos del resto por ser diferentes.
Fuego.

Guille.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s