Tiempos de olvido.

Como el que ve pasar el tiempo, las horas, las ganas, el momento y se queda en nada.
Como quien busca y no encuentra metas, tesoros, incógnitas porque no es capaz de encontrar la lógica a sus propias certezas.
Quizás todos estemos hechos de pequeñas incógnitas que nos moldeen nuestro propio tesoro. Tu momento pasa por ahora, por el momento en el que no se deja pasar el tiempo para recobrar las fuerzas, momento en el cual las ganas que se elevan más allá del querer, porque existe gran diferencia entre querer y querer hacerlo. Porque el tiempo está para aprovecharlo, el provecho es que lo recuerdes para toda tu vida y no lo olvides. Tus recuerdos hacen tu persona, cada huella que dejaste en el camino desaparece pero tu mente es capaz de volverla a dibujar. Entre los vaivenes del mar, esbozar las siluetas que regalaban en la arena tus pies. Eso somos. Somos huella. La huella nos define. No te vayas sin dejar huella. En definitiva, mi huella eres tú. Cuando acabe de escribir esto, no recordaré que fui yo mismo quien lo escribió y me sorprenderé por el parecido que pudiera tener con mi vida. Con mis huellas, mi huella, mi tesoro. Tesoros de vida.

La memoria se perdió cuando me moría, pero a día de hoy lo recuerdo todo.

Tiempos de olvido.

Guille.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s