¿Quieres compartirlo?.

Hubo días en los que llovía incesantemente, en los que el frío desangelaba hasta el alma más noble. Todo ello creaba un clima incómodo, entre miradas que congelaban lágrimas como témpanos de hielo, donde todo se teñía de gris. ¿Acaso piensas que me rendí en ese momento?. Nada mas lejos de la realidad. La realidad es abstracta y personal. Hacemos real lo que queremos ver real. Hacemos por ver lo que queremos ver. El ver es un hecho y a fin de cuentas, un acto. ¿No es eso lo que cuenta, lo que querías y lo que esperabas?. Ahí lo tienes dije, soltando del puño de mi mano el corazón ensangrentado. Los latidos que marcaba eran cada vez más lentos, perdiéndose su ritmicidad. Creo que no me hará nunca más falta. Me han hecho y me he hecho mucho daño con él, puedes dar gracias porque siga funcionando. Todo lo que he perdido ha sido por culpa de él y me desespera. Creo que no necesito corazón, nadie sabe lo que tenemos bajo nuestra coraza exterior. Bajo las tildes de mi cuerpo quedan las asonantes de mis notas que brotaban de la musicalidad del viento de los susurros del ayer. Siempre escribí entre mil paréntesis. ¿Sabes?, estoy seguro que me sobra mi corazón. El tuyo es demasiado grande y nos servirá para los dos. Demasiado grande. Inmenso en la pequeñez. Pequeño. ¿Quieres compartirlo?.

Guille.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s