Encadenados.

Todo seguía como antes. ¿Qué nos pasó?. Medias verdades conjuntando mentiras en latas de conserva, que no caducan nunca. No sé por qué me saben a despedida tus hasta luego. Tu sonrisa a brisa de aire frío. Tu mirada a hielo. Y yo, caminando descalzo por la calzada. Caminando, con más pausa que prisa y más presa que otra cosa. En mis cosas era causa. Y mis cosas nunca cesan. Intenté aprender a odiarte para estar a un paso. ¿A un paso de qué?. Ya ni lo recuerdo. A un paso de ser un payaso como dije alguna que otra vez. Por ser un instante, una exhalación, un respiro de tu ser. Por el nadar a contracorriente en tus sueños como un pez. Entre dos aguas y ahogándome. Ahogado en mi almohada. Entre polvo de hadas perdí mis mil hechizos. Los lazos de las sábanas que me atan a la cama y no me dejan marcharme. Atado con las esposas. Esposas a mis versos. Versos en cadena. Encadenados.

Guille.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s