En tus deseos más dulces, la mar salada.

En ti, ahora y siempre. Aunque no lo creas. Titubeante, sin ninguna duda. El secreto encerrado entre tus dientes. La cárcel de tus ojos, las lianas de tus cabellos. Y entre tanta noche, uno de tantos destellos. Amante de los caminos imperfectos que rozan la perfección. El olvido del recuerdo del pasado por el miedo al presente más futuro. Un futuro incierto y cama para dos. Parados, frente a frente. Frente al mar de los silencios y los vientos de amargura. Brisa marina.. El siseo de las sirenas que susurran entre las idas y venidas. Bajo la luz de luna, a un palmo de mis dedos. Porque cuando suben las ideas, baja la marea. Creyendo tener el poder teniendo nada. Y nadar en el nadismo. En los ecos de las conchas de las ostras del ostracismo. Porque nada como que creer en ti es quererlo todo. Y ser capaz de perderte la pista para que seas acertijo. Y me diluyo, como arena entre mis dedos, la cual se desvanece. En tus deseos más dulces, la mar salada.

Guille.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s