Fly away.

Entre sus dulces palabras de caramelo. Miedo al medio. Quedé embaucado, pese a que ella no era capaz de engañarme. Era transparente, todos los vocablos de su boca sonaban a melodía cristalina y rebotaban en el iris de mis ojos. En el cuerpo a cuerpo quedé herido. Amor a quemarropa. Que duele, que daña. El melodrama de amar. Ensangrentado y perdiendo el Norte. El infinito juega conmigo hasta acabar en tablas. Y me toca mover ficha. Por eso sé y no sé nada. Todo tiene un final y no siempre es el que uno espera. Pero nadie es capaz de adelantar ni un ápice de su vida y eso, es lo bonito. Vivimos con el ansia de predecir nuestro futuro y somos siervos del quiero y no puedo de nuestros labios, de nuestras fuerzas, de nuestras ganas. Y será aquel momento en el que nos quedemos sin fuerzas cuando dejemos de ser improvisación. Cuando dejemos de formar parte de la función. Cuando todo pierda sentido. Pero hoy solo quiero perder la cabeza. Perder la noción del tiempo. No perderte. Creer, que todo es posible. Dreams. Lo imposible solo tarda un poco más. Fly away.

Guille.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s