Cierra los ojos y verás.

Un nuevo día, pasito a pasito, peldaño a peldaño, sin olvidar que las caídas en altura hacen más daño. Y dale rienda suelta a tu imaginación. Pierde la cabeza. Abre las alas, comienza a volar, déjandolos ahí. Déjalos con nada de lo que busquen. Déjales con los pies en el suelo y la boca cerrada. En un bis a bis brindemos, por eso de que nuestra historia carece de sentido y dirección. Los locos también tienen razón o eso parece. Corazón, sienten, consienten y sentencian. Lo que de los labios no emana que se desintegre internamente al llegar a la almohada. Mirar al techo y pensar. Los ojos como platos rotos, por todo lo que pago por mis silencios. Te toca hablar. Abre los ojos y explícales lo que ves. Explícale aquello maravilloso que ves cuando te reflejas. Cuando lo malo se aleja y lo bueno se mantiene. En el tiempo. En tu burbuja. Díles que soy un causal de tu casualidad, un plan imprevisto que veías venir. Átame al nudo de mi garganta y húndeme en lo más profundo. Sólo así seré capaz de diferenciar el punto de inflexión y salir a flote. Hazme daño y me haré mas fuerte. Hazme pensar y derruiré las murallas de mis prejuicios. Lo de arder en deseos y quemarme por dentro. Pero ella sólo esperaba señales de humo que la hicieran sentir como en las nubes. Cierra los ojos y verás.

Guille.

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s