Yo soy más de lo que imaginas.

En mi cuarto. Tras el pomo de esa puerta cerrada de la que cuelga aquel cartel de “no molestar”. Pensando lo contrario cuando me molesta mi propio malestar. Sin rescate no hay condición ni salvación, amor. Acabar amordazado y acorralado. Una constante cuenta atrás. Tic-tac, de puertas para adentro todo es más sentido. De puertas para adentro todo pierde la dirección y deja de ser divertido. En un cruce de vías. Encontré la fortaleza entre mis debilidades. Lo de sonreir cuando se abre el telón y que siga la función. Ante los ojos de la gente, una figura haciendo de figurante. Entre las sombras siempre quedó luz oculta, guiones sin completar y funciones sin terminar. ¿Problemas? El problema es que se acabó el sobreactuar, dejar de fingir un papel y mostrar las cartas. Lo del as bajo la manga y la escalera de los colores de tus mejillas. Tú creas destrucción y a la vez vida. Lo sé. A la vez no sé nada. No sé nadar en lágrimas de cocodrilo. Con la piel de gallina, por el miedo a los dientes que desgarran mis sueños mientras intento escapar a paso de tortuga. Acabo loco y tiro para el monte. Intento fugarme y lo pierdo todo, hasta la razón. Pero sigo meciéndome sobre la tela de araña, como el elefante. Nací entre tus labios, como pez en el agua y a la vez moriré por tu boca. Nadando a contracorriente, ahogándonos en un vaso de agua. Por llevarnos como el perro y el gato. Lo sé. Y estoy seguro. Yo soy menos de lo que crees. Yo soy más de lo que imaginas.

Guille.

Imagen

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s