Bajo la luz.

No hay mayor drama que aquel que vive un corazón al que le fallan sus reacciones y comete imprecisiones sin saber por qué, pues lo bonito de los errores es cometerlos si ello conlleva una lección aprendida en el libro de nuestra vida. Por eso seguimos siendo sombras del ostracismo, del ayer que nunca fue y de lo abismal que subyace del abismo. Por eso seremos sombras. Ser y seguir. Bajo la piel. Bajo la luz.

Guille.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s