Caer al amanecer.

Caímos el mismo día que echamos a andar. Ilusionados por el viaje, depresivos por la vuelta. Cara a cara. Atacado salvajemente, por la espalda. Arañazos en cada palmo del cuerpo. Por el adiós a nada. El compás a destiempo. La oscuridad del túnel, el final que no se vislumbra. Qué nos queda. Mis oídos son necios, mis odios son silencios y dictan muerte a la pasión. Del oído al odio, te juro que me moría en mi memoria. Le faltó vida al que olvida, que tiemble el mundo en un segundo y que le falte razón al corazón. Hay quien pide una noche más. Hay quien regala sinceridad y se siente feliz. Dime. ¿Quién es feliz con poco?. Yo con un poco más. Regálame una sonrisa, cómplice a mi mirada, róbame la alegría al día a día y pañuelos a la alergia desbocada. El último baile. Pisarnos y tropezar. No vas a entenderme. De boca en boca va, con pocas palabras y a la deriva del mar, a quien lo busca con constancia, al que le pone empeño, arde en las ascuas del invierno, del infierno de su mal. Rec al requiem for a dream. De entrenamiento con mis pensamientos. Que pudiese ser mi octava maravilla. Haciendo pesas con el peso de mis pesadillas. Y aprender, poco cuerdo. Que nada vales si no lo intentas y aqui nadie te espera. Tensando la cuerda floja. Y caer. Caer al amanecer.

Guille.

 

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s