Olvida.

Despedidas con sabor a piel. Despellejadas, descosiendo los finos hilos de la cordura. Locura. Estado transitorio por el que pasa el corazón y el ser que lo porta, alejándose de cualquier raciocinio clarividente. Dime a qué sabe tu piel. Amarga. Tus lamentos. Mis reproches. Tus noches. Mis días. El sol. La luna. La madre que las parió. Y ahora que me voy te vas. Para no verme. Y yo, jugando a escondidas. Lágrimas de cocodrilo. Dilo. Piel de gallinita ciega. Sin mirar atrás, donde vayas que vaya todo bien, iré donde tú no estás. De aquí a allá. Vaya-. Pero -sé a la mierda. Hasta donde alcanzo a ver, la vida sigue. La vida sigue, pero sigue igual, su curso, su declive.. Tan sólo sigue, que de ilusiones también se vive. Y hoy se acaba tu mundo. Mido mi vida a medida que se extingue. Se reduce a cero. En todo. Por nada. Tú eres fogosidad y yo frío como el hielo. Mis motivos son tus vómitos. Tú buscas instantes mientras yo muero en mis eternidades. Tú eres piedra y yo sentir. Y siento. Dolor. Las piedras en mi tejado. Y sigues siendo piedra. Pero recuerda. Una más de entre tantas. Olvida.

Guille.

Image

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s