Vivo.

Nací en la calle de los imposibles en busca de una posibilidad. Te ví caer a la par que te levantaste. Me quitabas el sueño y, a la par, me hiciste volar. Mi grito afónico buscaba tu silencioso consuelo. Y tú imperando mi perdón. Caigo de rodillas por las escaleras de la felicidad, evitando hacerme siquiera un rasguño. A trompicones, perdiendo las ilusiones. Y no sé qué nos queda. Deseé perderme en tus deseos. Ser esclavo de la creación de sus maravillas. Pero mi espíritu sigue siendo libre. Waiting for a dream. Y que ya pocas veces sueño. Por no pegar ojo y por meter la pata. Mi gato negro de tres patas. Mala suerte. Viviendo al límite, entre el bien y el mal. Entre mi pompa y el mundo. Entre tu boca y la mia. Descarrilan trenes, manejando alta tensión. Me electrificas y cortocircuitas. A oscuras. En la tenumbra más agonizante, sigues siendo luz. Y se cruzan nuestros caminos, una vez más. Y yo sé de la dificultad de volvernos a ver. Y tú la obvias. Y eso es miedo. A no asumir el riesgo. Mis errores. Tus manías. Mis nervios por el suelo. Por el miedo a equivocarnos sigo en silencio. Por el miedo a equivocarnos. Es hora de dormir. De sentir(te) tan real y todo lo consiguiente. Pensar luego existo. Soñar luego siento. Que el objetivo sea seguir vivo, me parece buen motivo. Vivo.

Guille.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s