Consumiéndome en el vacío de mis vicios.

Y volví a revolver lo que quería devolver de tu recuerdo,
quise recordar como era eso de soñar fuera de la lógica del más cuerdo,
Recuerdo, lo que olvidé y me dividió,
lo que amé, lo que vino, lo que partió.

Recuerdo que ya todo era incierto,
que tan vivo me sentía muerto,
recuerdo cansado y viajé despierto,
entre mis males y mil maletas, retales y algunas letras al descubierto.

Recuerdo, mis relatos que me retratan de forma abstracta en el cuaderno,
Volví, devolví el recuerdo a su lugar exacto;
allá donde viaja el arte, donde todos quieren irse,
donde comienzo a evaporarme, amarme, a quemarme en este infierno.

Conté con te y contigo, viví, ví lo que vivo en el vacío de mis labios,
¡Ay Dios!,

lo que no sabe nadie, que se jodan; esto es un odio al tedio y una oda al aire,
y quién sabe nada, que todo va bien, consumiéndome en el vacío de mis vicios
y suspendido en la trama del drama de mis juicios.

Guille.

 

Vacias el vacio (DSC06818)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s